Valle de los Cóndores. Un spot hecho a pulso.